VIDEOS MARXISTAS, MATERIALISMO HISTORICO, DIALECTICA, SOCIALISMO CIENTÍFICO. FILOSOFÍA MARXISTA
PREGUNTAS AL MATERIALISMO HISTORICO
Hª DE LA DIALECTICA Y LA FILOSOFÍA
IMPERIALISMO, FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO

FIDEL CASTRO

PRIMERAS ACTIVIDADES POLÍTICAS

Nacido el 13 de agosto de 1927 en Mayarí, hijo natural de un inmigrante español, plantador de azúcar. En 1945 ingresó en la Universidad de La Habana, donde entró en contacto con grupos revolucionarios, con uno de ellos participó dos años más tarde en una insurrección contra el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo, movimiento cuyo fracaso le obligó a exiliarse en México.

Castro se afilió al Partido del Pueblo Cubano en 1947, y se doctoró en leyes por la Universidad de La Habana en 1950. Después de que Fulgencio Batista se hiciera con el control del gobierno cubano en 1952 y estableciera una dictadura en el país, Castro se convirtió en el líder del grupo Movimiento estudiantil, afiliándose a una facción antigubernamental clandestina cuyas acciones culminaron con el asalto al cuartel de Moncada (en Santiago de Cuba) el día 26 de julio de 1953, hecho por el cual fue encarcelado. En el juicio subsiguiente se hizo cargo de su propia defensa, cuyo alegato se manifestó por medio de un discurso (La historia me absolverá) que, más tarde, se convertiría en una importante consigna política para los revolucionarios.

Condenado por el tribunal a quince años de cárcel, salio a los dos años, fue puesto en libertad en mayo de 1955, a raíz de una amnistía general decretada por el régimen batistiano.

Principal dirigente de la República desde 1959, artífice de la Revolución Cubana y uno de los más destacados líderes de Latinoamérica durante la segunda mitad del siglo XX.  Fidel Castro tomó el poder en Cuba en 1959 al derrocar el régimen dictatorial y sumiso con EEUU de Fulgencio Batista. Castro se declaró marxista-leninista en 1961; instituyó reformas agrarias socialistas y nacionalizó propiedades estadounidenses por un valor aproximado de mil millones de dólares. Esta acción provocó tensiones con Estados Unidos, que apoyó una conspiración para derrocar a Castro y aplicó un embargo económico sobre Cuba, intensificado al respaldar la Unión Soviética el gobierno revolucionario. El dirigente cubano se mantuvo firmemente en el poder mientras que la hostilidad entre el gobierno cubano y Estados Unidos prosiguió.


LA REVOLUCIÓN CUBANA

Tras una breve estancia en Estados Unidos, pasa a México donde planificó la insurrección contra Batista, fundando el Movimiento del Movimiento 26 de Julio. El 2 de diciembre de 1956, regresó a Cuba con una fuerza de 82 hombres, dispuestos a levantar de su gobierno dictatorial a Flugencio Baptista. 70 murieron en combate nada más desembarcar desde el barco Granma en la playa de las Coloradas, en el extremo suroccidental de la isla. Castro, su hermano Raúl, Camilo Cienfuegos y Ernesto Che Guevara se encontraban entre los 12 supervivientes. Con su base principal en sierra Maestra, donde habían conseguido internarse los revolucionarios dirigidos por Fidel Castro, el Movimiento 26 de Julio fue ganando apoyo popular, sobre todo campesino en un primer momento en la Sierra, después consiguieron respaldo en los ámbitos estudiantiles (Directorio 13 de Marzo).

Los avances logrados en marzo de 1958 le indujeron a convocar a la «guerra total». En diciembre de 1958, con respaldo del Partido Popular Socialista, avanzó hacia La Habana, ciudad de la cual hubo de huir Batista el 1 de enero de 1959 y en la que entró el propio Castro siete días después, acto que pondría colofón al definitivo triunfo de la Revolución Cubana. Castro fue legido de entre todos como ministro en febrero de 1959, cargo que ostentó hasta 1976, en que asumió la presidencia del Consejo de Estado, que según la nueva Constitución de diciembre de ese año englobaba la jefatura del Estado y del gobierno.

El gobierno revolucionario que encabezó Castro decretó la reforma agraria y nacionalizó las grandes propiedades y refinerías petroleras, en su mayoría de capital estadounidense. Al mismo tiempo, estableció relaciones diplomáticas con los países socialistas y del Tercer Mundo. La reacción de Estados Unidos se tradujo en el embargo de las exportaciones a Cuba, la ruptura de las relaciones diplomáticas y el apoyo, a través de los servicios secretos, de la frustrada invasión de la Bahía de Cochinos en 1961.

VICISITUDES DEL NUEVO GOBIERNO REVOLUCIONARIO

Fracasado su intento de establecer relaciones diplomáticas o comerciales con Estados Unidos, negoció acuerdos sobre armamento, créditos y alimentos con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y se rodeo de quienes persiguieron la consolidación de la Revolución.

Nacionalizó los recursos cubanos, afrontó una profunda reforma agraria basada en la colectivización de propiedades y estableció un Estado socialista de partido único (el Partido Unido de la Revolución Socialista, que en 1965 pasaría a denominarse Partido Comunista Cubano y cuya secretaría general asumiría el propio Castro). Estados Unidos vio con disgusto cómo el gobierno revolucionario embargaba las empresas de titularidad estadounidense, y en 1960 anuló los acuerdos comerciales que mantenía, a lo que Castro respondió en septiembre de ese año con la Primera declaración de La Habana, reafirmando la soberanía cubana frente al imperialismo estadounidense. Un grupo de exiliados cubanos recibió el respaldo, recibiendo el apoyo económico y militar del gobierno de Estados Unidos, en un infructuoso intento por derrocarlo que tuvo lugar en abril de 1961 y pasó a ser conocido como el desembarco de bahía de Cochinos.

Desde ese momento, Castro se alineó abiertamente con la URSS, dependiendo cada vez más de su ayuda económica y militar. En 1962, estuvo a punto de producirse una guerra nuclear, cuando la URSS en común acuerdo con Cuba situó cabezas nucleares de alcance medio, ante la oposición estadounidense. La llamada crisis de los misiles de Cuba concluyó tras la celebración de negociaciones entre el presidente estadounidense, John Fitzgerald Kennedy, y el máximo dirigente soviético, Nikita Jruschov.

MÁXIMO DIRIGENTE DE UN ESTADO COMUNISTA

Durante las siguientes décadas, Castro alcanzó gran reconocimiento entre los países miembros del Tercer Mundo, gracias a su liderazgo de la Organización de Países No-Alineados (que presidió desde 1979 hasta 1981). En este tiempo se produjo la más importante intervención de Cuba en un país tercero, al atender el llamado del MPLA (Movimiento Popular para la Liberación de Angola) que se debatía en guerra civil contra Unión Nacional para la Independencia Total de Angola (UNITA) dirigida por Jonas Savimbi y el Frente Nacional de Liberación de Angola (FNLA) de Holden Roberto, estos grupos eran armados y apoyados económicamente por los EEUU, Francia y China principalmente. Para poder acabar con la intromisión de paises invasores y potencias extranjeras tanto en Angola como en toda Africa, el MPLA pidió ayuda a Cuba y la URSS. La presencia de Cuba significó la derrota de las tropas de Zaire, la derrota del ejército sudafricano, la derrota de las tropas mantenidas por EEUU, y políticamente aseguró y mantuvo la independencia de Angola, logró la independencia de Namibia y el derrumbe del apartheid en Sudáfrica.

Después de haber hecho frente la primera agresión, Cuba hubo de volver a ayudar a repeler otro intento años después de invasión por parte del ejercito sudafricano apoyado por EEUU. Finalmente El 13 de diciembre de 1988 se firma un acuerdo entre África del Sur, Cuba y Angola poniendo fin a la guerra civil y dando lugar a la independencia de Namibia. El 22 de diciembre teniendo como garantes a Estados Unidos y la URSS se firman los Acuerdos de Paz. La operación fue llamada "Carlota" en honor a una esclava que lucho por la libertad de su raza frente a la potencia Portugal. A finales de la década de 1980, cuando la URSS inició sus procesos de glasnost (en ruso, ‘apertura’) y perestroika (en ruso, ‘reestructuración’), bajo el gobierno de Mijaíl Gorbachov, en Cuba vieron perder a su socio mas fuerte. En Cuba tuvieron que reconfigurar su planteamiento general hasta ahora implementado y reorganizar la economía de una manera original y a la vez capaz de capear esta nueva coyuntura, a este tiempo se le llamo "Período Especial en Tiempo de Paz"

Castro mantuvo la aplicación del régimen socialista que había instaurado a principios de la década de 1960. Sin embargo, con el inicio del proceso de desintegración de la URSS y del COMECON (Consejo de Ayuda Mutua Económica) en 1990, los problemas económicos de Cuba empeoraron. En 1993, en un intento por alcanzar una economía mixta, Castro aprobó reformas económicas limitadas que legalizaron algunas empresas privadas.

En 1996, el Congreso de Estados Unidos aprobó la denominada Ley Helms-Burton, que articulaba legalmente el boicoteo económico a Cuba, al pretender penalizar a las empresas que mantuvieran relaciones comerciales con otras radicadas en la isla. Por su parte, la Unión Europea (UE), en clara oposición, presentó una serie de medidas aprobadas por los ministros de Asuntos Exteriores de los países miembros para neutralizar los efectos de la Ley Helms-Burton.

Durante su intervención en el V Congreso del Partido Comunista Cubano (octubre de 1997), Castro reafirmó la idea de que Cuba no se dirigiría hacia el capitalismo, lamentando las aperturas que su gobierno hubo de consentir debido a la caída de los principales paises comunistas. En febrero de 1998, poco después de una visita histórica del papa Juan Pablo II a la isla, resultó reelegido nuevamente por la Asamblea Nacional del Poder Popular como presidente de la República, por otro mandato de cinco años.

El socialismo y las conquistas de la revolución, cada vez más acosadas por las amenazas y el bloqueo estadounidenses, permanecieron como referencias ineludibles del propio Castro en su discurso de clausura de la constitución de la cámara que le había elegido, en el cual volvió a reiterar que no habría transición al capitalismo en Cuba. De otro lado, el gobierno del presidente estadounidense Bill Clinton decidió, a finales de marzo, suavizar su embargo sobre la isla.

En octubre de 2000 selló con Venezuela un acuerdo integral de cooperación que incluía la compra de petróleo venezolano en condiciones de preferencia; este hecho se produjo en el marco de las buenas relaciones establecidas entre el gobierno cubano y el del presidente venezolano Hugo Chávez. Fruto de estas relaciones nacería en 2004 el ALBA (Alianza Bolivariana para América) como contrapartida del ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas), impulsada por Estados Unidos y con la cual una serie de naciones (de América Latina y el Caribe entablarían relaciones económicas y comerciales de igual a igual.

A comienzos del S. XXI empezó a dar muestras de debilitamiento de su salud, a pesar de ello continuo con su labor revolucionaria al frente del gobierno de Cuba, aunque tenia presente su cercano relevo. El 23 de junio de 2001 sufrió un desmayo pronunciando un discurso en La Habana, el cual puso en evidencia la necesidad de relajarle la carga de trabajo. Fidel siguió personalmente al frente del Gobierno hasta el 31 de julio de 2006, fecha en la que de forma provisional delegó su cargo en su hermano Raul, debido a la intervención intestinal a la que fue sometido. Ya en 2008 se produjo la elección de Raul Castro como nuevo Presidente de Cuba, concretamente en 23º de su historia. Fidel renunció a ser nuevamente elegido como Presidente del Consejo de Estado y Comandante en jefe de los ejércitos por la Asamblea del Poder Popular con fecha de 19 de Febrero de 2008 y cinco días después, su hermano Raúl Castro, quien le había sustituido interinamente de forma provisional por sus problemas de salud, fue elegido por la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba

Este relevo le pudo permitir en primer lugar recuperarse de sus intervenciones quirúrgicas en un primer momento, descansar de cierta forma ya que con una edad longeva requería de un estado mas apacible, después de una vida llena de hitos épicos. Durante este tiempo pudo disfrutar de su familia, atender innumerables entrevistas de forma tranquila a los medios del mundo entero y recibir visitas de personalidades importantes como Cristina Fernández de Kirchner o el presidente chino Hu Jintao.

El 25 de noviembre de 2016 a la edad de 90 años fallecía el heroico gran Comandante, tras unos años con la salud débil, moría su estado físico pero no así lo haría el legado transferido de su sabiduría, resistencia y ética revolucionaria que ha quedado grabada en el Pueblo Cubano.
Al poco rato su hermano Raul Castro, presidente del gobierno de la República de Cuba difundía la noticia con voz quebrada:

"Querido pueblo de Cuba: con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo y a los amigos de América y del mundo, que hoy 25 de noviembre, a las 10:29 horas de la noche falleció el Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz. En cumplimiento a la voluntad expresa del Compañero Fidel, sus restos serán cremados. En las primeras horas de mañana sábado 26, la comisión organizadora de los funerales, brindará a nuestro pueblo una información detallada sobre la organización del Homenaje póstumo que se le tributará al fundador de la Revolución Cubana ¡Hasta la victoria siempre!"

El gobierno cubano decretó 9 días de luto nacional hasta el 4 de diciembre, día del entierro de sus cenizas en el cementerio de santa Ifigenia junto al libertador José Martí, tal fueron los deseos de Fidel Castro. El lunes 28 de noviembre millones de compatriotas se agolparon a rendir Tributo al Eterno Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y Firmar el Solemne Juramento de cumplir con el Concepto de Revolución, fidelidad a su causa y a su figura. Lo vivido en esas horas fue una muestra de cariño inconmensurable por parte de su Pueblo, al igual que desde cualquier punto del mundo, desde Palestina, hasta Sudáfrica. El Pueblo cubano se conmociono y salió a recordar a su líder amado. El 29 de noviembre miles de cubanos y más de 50 delegaciones de alto nivel participan en la ceremonia de homenaje a Fidel Castro en la Plaza de la Revolución de La Habana, personalidades como Jacob Zuma, Evo Morales, Nicolás Maduro, Alexis Tsipras, Rafael Correa, Roosevelt Skerrit, Salvador Sánchez Cerén, Daniel Ortega, Danilo Medina, Enrique Peña Nieto, Juan Carlos Varela, Hage Gottfried Geingob, Abdelmalek Sellal entre otros altos representantes de Vietnan, China, Rusia, Irán, Qatar y España rindieron tributo al Comandante. El Pueblo cubano entre los discursos de estas personalidades, gritaba "Yo soy Fidel" encarnando el espíritu del revolucionario. Los dirigentes mundiales en sus discursos entonaron loas a la figura de Fidel Castro y su repercusión a lo largo del S. XX y para del XXI, alargada la ceremonia por casi 4 horas, quedó para la historia como un reconocimiento imperecedero de este inigualable personaje.

Al día siguiente desde esta Plaza de la Revolución partió rumbo a Santiago de Cuba, una caravana con las cenizas de Fidel, en un viaje recuerdo de la Caravana de la Libertad de 1959 pero en sentido contrario. A lo largo de su recorrido cientos de miles de cubanos esperaron durante horas a los lados de la carretera el paso de la caravana con un sentimiento de honda sobriedad, permanencian honrando la memoria del Comandante. El día 30 de noviembre continuó su itinerario la caravana recorriendo La Habana, San José de Las Lajas, Matanzas, Cárdenas, Colón, Santo Domingo, Cienfuegos y Santa Clara, ciudad donde se daría en la Rev. cubana el golpe definitivo a la dictadura de Batista. En ella se reencontró con el Che en el Conjunto Escultórico Che Guevara, donde desde 1997 descansa el Che junto a su Destacamento de refuerzo, aquí pasó la noche.

A la mañana siguiente continuo el camino por Placetas, Sancti Spíritus hasta Camagüey, ciudad importante cubana y donde quedaría la caravana a pasar la noche. Durante el día 2 de diciembre la caravana recorrió las ciudades de Las Tunas, Holguín y Bayamo, aquí artistas en su última noche del recorrido le dedican canciones y danzas . Por la mañana temporno el 3 de diciembre, continua su último tramo, desde Bayamo a Santiago de Cuba.

A las siete de la tarde de ese mismo día comienza una segunda movilización en la Plaza Antonio Maceo, el Presidente de la República de Cuba, Raúl Castro enuncia la última voluntad de Fidel de no se erigir monumento alguno a su persona, ni se nombrasen tampoco calles o plazas con su nombre, tal era el ideal de fundación martiano de arrumabar el culto a la personalidad. Raul Castro en cuanto fiel cumplidor del deseo der su hermano acepta el deseo del padre de la Revolución. El domingo 4 de diciembre con presencia de la viuda de Fidel, sus hijos y algunos líderes y personalidades internacionales, como Nicolás Maduro, Evo Morales, Daniel Ortega, Denis Sassou-Nguesso, Malatu Teshome, Luiz Inacio Lula da Silva, Dilma Rousseff y Diego Armando Maradona se llevo a cabo la ceremonia de despedida final del líder de la Revolución, depositando cada uno de los mandatarios una rosa blanca en su tumba. Raúl introdujo una pequeña urna con las cenizas de su hermano en un nicho en forma de roca en el Cementerio de Santa Ifigenia, era el deseo de Fidel descansar en este lugar y así se cumplió en una ceremonia sencilla y sobria. Ahí descansaran los restos cremados de Fidel, este lugar se convertirá en peregrinaje para quienes este gran hombre supuso tanto a la humanidad. Su cuerpo ha muerto pero su ejemplo persistirá en el tiempo por lo que tiene de atemporal y de grandioso todo el logro conseguido de haber hecho de un pequeño país, un coloso, un titan en defensa de los Pueblos más indefensos del mundo, y su revolución, una inspiración de la emancipación del ser humano.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE, FIDEL!!!!

"Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo"







0 comentarios:

Publicar un comentario