VIDEOS MARXISTAS, MATERIALISMO HISTORICO, DIALECTICA, SOCIALISMO CIENTÍFICO. FILOSOFÍA MARXISTA
PREGUNTAS AL MATERIALISMO HISTORICO
Hª DE LA DIALECTICA Y LA FILOSOFÍA
IMPERIALISMO, FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO

Rosa Luxemburgo

Zamosc, actual Polonia, 1871-Berlín, 1919. Revolucionaria alemana de origen polaco. Nacida en el seno de una familia judía polaca de un buen nivel cultural, sus padres sentían un gran interés por las letras alemana y polaca. En 1873 la familia se traslado a Varsovia donde iban a encontrar un ambiente mucho más abierto y cosmopolita, residiendo de alquiler en una vivienda en la calle Zlota 16.

Muy tempranamente a la edad de 5 años Rosa Luxemburgo sufrió una enfermedad en la cadera, por esta razón le quedó la secuela durante toda su vida. Era una niña muy inquieta y deseosa de aprender y así pronto consiguió leer y escribir y posteriormente ingresó en la Escuela Secundaria con muy buenas notas. Rosa Luxemburgo como niña de la minoría judía siempre encontró muchos obstáculos académicos como el sistema educativo estaba dominado por una reglamentación antisemita y antipolaco pero los solventó con suficiencia, no así los constantes ataques a los judíos de parte de exaltados. Tanto como que en 1881 sufrieron en su barrio un ataque de esta especie por parte de multitudes descontroladas en Varsovia.

Ya a temprana edad presenció la detención y encierro de revolucionarios socialistas, obligados éstos a realizar trabajos forzados y posteriormente ahorcados. Pronto adquirió conciencia y unida a sus amigos Adolf Warski y Julian Marchlewski se adscribió en un círculo revolucionario que mantenía contactos con los de Álemania y Rusia. Estuvo a punto de ser detenida durante este periodo de tiempo, aunque rechazaban la violencia .Tuvo que huir en 1889 de Polonia ayudada por Marcin Kasprzak, que era el líder de esa célula revolucionaria por la frontera germano-polaca. Se trasladó a Zurich donde siguió estudiando y formándose, allí se dieron las condiciones para encontrar un buen ambiente a su deseo de ilustrarse. En el primer año, Rosa Luxemburg se matriculó en la Facultad de Filosofía y asistió a las conferencias sobre Matemáticas, Botánica y Zoología, disciplinas por las que mostró gran interés durante toda su vida. A partir de 1890 estudió Ciencias Políticas y Económicas, y también Historia. En estos ambientes de presencia eslava encontraba su espacio para la discusión de temas políticos como las teorías socialdemócratas o la revolución, de este modo entró en contacto con muchos intelectuales como Georg Plechanow, Vera Sassulitsch o Paul Axelrod

También estando en Zurich, R. Luxemburgo realizó junto a sus compañeros Julian Marchlewski y Adolf Warski, el periódico clandestino ruso-polaco "Sprawa Robotnicza"(La causa de los trabajadores) con el que pretendían concienciar a las masas. Fue un trabajo arduo y peligroso su confección con los artículos editados siempre por ella con pseudónimo para luego distribuirlos tanto por Polonia como por Alemania. Además colaboró con "Arbeiterstimme" (La voz de los trabajadores), un periódico editado en Zúrich por Robert Seidel. También escribió para "Neue Zeit" (Nueva Era), un semanario de la socialdemocracia alemana editado en Stuttgart por Karl Kautsky.

En el Congreso de la II Internacional Socialista de 1883 intento fundamentar un mandato Con el SDKPiL (Partido Socialdemócrata del reino de Polonia y Lituania), el partido que acababa de fundar con Leo Jogiches, Julian Marchlewski y Adolf Warszawski, entró en dura confrontación con el PPS (Partido Socialdemócrata de Polonia), que había antepuesto la lucha nacional como prioridad fundamental de su programa.

El SPD en aquel tiempo era un partido muy fuerte con una implantación potente en la clase trabajadora, contaba con al menos 100.000 afiliados en sus filas. August Bebel y Paul Singer eran los presidentes del partido; Wilhelm Liebknecht, el redactor jefe de »Adelante« y Karl Kautsky, el de la revista »Neue Zeit« (Nueva Era). R. Luxembuergo decidió trasladarse a Berlín para encontrar más influencia a través de sus escritos y teorías. Con lo cual a la edad de 23 años se marcho para Alemania, no sin antes casarse en apariencia porque para poder entrar en Alemania se necesitaba ese requisito. La boda fue con Gustav Lübeck, hijo de emigrantes alemanes

El 16 de Mayo de 1898 R. Luxemburgo llega a Berlín y se hace militante del SPD. A Rosa Luxemburg se le encomendó hacerse cargo de la agitación entre los trabajadores y mineros de la Alta Silesia, que había sido desatendida. Ningún funcionario del partido quería encargarse de una labor tan fatigosa en esa región lejana, y marcada por la miseria y el hambre. Su labor en el partido fue frenética con constantes mítines, congresos y reuniones. Fue redactora temporal, tanto del »Sächsische Arbeiterzeitung» (Diario Sajón de los Trabajadores), como del »Leipziger Volkszeitung « (Diario Popular de Leipzig), así como del "Vorwärts" (Adelante). Todo esto no pasó desapercibido por el estado represor y así en 1904, en Zwickau fue condenada a dos meses de prisión por un crimen de lesa majestad.

La dicotomía Reforma social o Revolución era un tema transcendental en esos tiempos en Alemania y muchos se aprestaban a dar su opinión, Eduard Berstein por ejemplo fue acomodándose hacia posiciones revisionistas sobre el trabajo del SPD dentro de las instituciones para cambiar las cosas. En el Congreso de Stuttgart de 1898, el primero de la socialdemocracia alemana en que participó Rosa Luxemburg, ella se involucró en los debates. Karl Kautsky y Franz Mehring, considerados los albaceas de la herencia marxista, así como August Bebel y Clara Zetkin, se encontraban del lado de Rosa Luxemburg en las discusiones con los revisionistas. En diferentes artículos publicados en el Leipziger Volkszeitung, que más tarde, en 1899, serían recopilados en dos folletos, Rosa Luxemburg atacó mordazmente a Bernstein y sus acólitos y se mostró contraria a las teorías reformistas de Bernstein y sus seguidores, entre los que contaban, entre otros, Georg von Vollmar y Wolfgang Heine.

El 22 de enero de 1905, 140.000 manifestantes pacíficos se dirigieron al palacio de invierno de San Petersburgo, con el objeto de entregarle al zar una carta petitoria. Fueron recibidos a tiros, con un balance de más de mil muertos y un sinnúmero de heridos. Este derramamiento de sangre desató una oleada de huelgas violentas de protesta, así como de tumultos campesinos contra el zarismo. Por fin se desataba la Revolución. Quería trabajar por ella con todas sus fuerzas. Desde Berlín mantuvo contactos con los camaradas del SDKPiL de Cracovia y Varsovia. Escribió para periódicos ilegales polacos e informó en los círculos socialistas internacionales sobre los acontecimientos en Rusia y Polonia. Siempre estaba de viaje, para honrar en asambleas la lucha por la libertad de los ttrabajadores rusos.

A fines de año, la propia Rosa Luxemburgo se decidió a participar en la revolución. Mediante toda una serie de arriesgados rodeos llegó el 29 de diciembre de 1905 a Varsovia. En Varsovia sólo pudo trabajar dos meses en la clandestinidad, junto con Leo Jogiches y otros camaradas del SDKPiL. Fueron días llenos de expectativas y terribles esfuerzos. A pesar de todas las medidas de precaución, el 4 de marzo de 1906 fueron descubiertos en su vivienda Rosa Luxemburg y Leo Jogiches, y posteriormente enviados al temido pabellón X de la ciudadela de Varsovia. Rosa Luxemburg se vio amenazada con la deportación a un campo de trabajos forzados. Mediante el depósito de una fianza, así como el pago de sobornos, fue liberada de la cárcel el 28 de junio de 1906. En agosto consiguió huir de Polonia a Finlandia. Leo Jogiches fue condenado en diciembre de 1906 a 8 años de trabajos forzosos. Logró huir en abril de 1907, y en mayo ya estaba de nuevo en Berlín.

Ya desde hacía años que Rosa Luxemburg se esforzaba porque la gente entendiera ese medio de lucha que es la »Huelga general En el congreso del partido celebrado en Jena en septiembre de 1905, la mayor parte de los líderes sindicales rechazaban de plano la huelga como instrumento político. Ella lo planteó en un escrito de 64 páginas llamado “Huelga General, partido y sindicatos”, Un escrito en el que analizaba el desarrollo de la revolución en Rusia, y en el que demostraba que la huelga general política era una arma nueva y revolucionaria del proletariado para la lucha de clases que se avecinaba. En cambio en el congreso de Mannheim del otoño de 1906, Rosa Luxemburgo no pudo convencer a sus compañeros y la Huelga General no se admitió en el SPD por mayoría

En octubre de 1907, Rosa Luxemburg asumió una cátedra en la escuela del SPD, fundada por August Bebel en Berlín. Un cometido que la llenó de alegría y al que dedicó todo su esfuerzo. La escuela no era un seminario académico, sino que estaba destinada a preparar a los miembros del partido para los fines propagandísticos. En las actas de la Real Jefatura Superior de Policía aparece que la escuela del Partido Socialdemócrata, así como los profesores y alumnos de la misma fueron vigilados, desde su entrada en funcionamiento, por agentes de la policía secreta prusiana. Rosa Luxemburg trabajó en la escuela del partido hasta su cierre, en agosto de 1914. Dio clases particulares, asesoró a título individual, invitó a los alumnos a su casa y organizó reuniones del claustro de profesores. En 1914 cerraría esta escuela de formación. En sus disertaciones acerca de la Economía Nacional se podía leer textos tan claros y expresivos como este:

“¿Por qué tenemos que estudiar la Economía Nacional como una ciencia aparte? Mientras las relaciones económicas entre las personas se regulaban sin dificultades, estas relaciones no requerían de ningún estudio científico. Todo cambió con el inicio de la forma económica capitalista. Uno de los fenómenos concomitantes a esta forma económica es la existencia de crisis. El desempleo es también una realidad permanente en la sociedad actual, lo mismo que las oscilaciones diarias, e incluso por horas, de los precios, gracias a las cuales uno se convierte en millonario en muy poco tiempo sin mover un dedo, mientras que el otro cae en la mendicidad. Estos efectos no vienen dados por la Naturaleza, no son realidades inalterables. Han sido creados por las instituciones humanas, son obra del hombre, ante los que la sociedad burguesa permanece desconcertada, como si se tratara de fuerzas elementales indómitas. Nos enfrentamos a las consecuencias de una forma económica anarquista, ante la cual permanece impotente la sociedad actual. Esta es la razón por la que nos vemos obligados a investigar las relaciones de la vida económica
... La Economía Nacional es la ciencia de las ciencias; prepara el terreno sobre el que queremos caminar en el país del futuro…”

Por estas actividades las autoridades prusianas le mantuvieron vigilada y muy atentas a sus maniobras. El trabajo en esta escuela le dio para realizar uno de sus principales trabajos “Introducción a la Economía Nacional” Entre 1909 y 1910, quiso que esta obra apareciera primeramente dividida en 8 folletos, para su posterior edición como libro, pero no terminó editándose hasta 1925. Con esta obra R. Luxemburgo meditaba entorno a la desaparición del capitalismo y el nacimiento de un nuevo orden económico más justo. Así con todo se definitorio extractos del texto como éste que se señala:

“El capitalismo es la primera forma económica con capacidad propagandística, una forma que tiende a ir desbancando a las demás formas económicas, y que no tolera a ninguna otra a su lado. Pero al mismo tiempo es la primera que no puede subsistir por sí sola, sin otras formas económicas que la sustenten como caldo de cultivo. Por ello su tendencia a convertirse en la forma económica mundial zozobra ante su incapacidad intrínseca de ser un modelo mundial de producción...”

En el Congreso Internacional Socialista celebrado en Stuttgart en agosto de 1907, Rosa Luxemburg no sólo era delegada del SPD, sino también de los partidos obreros socialdemócratas polaco y ruso. Se alegraba de volver a ver a Clara Zetkin, a Lenin y al francés Jaurès. Con Lenin y Martow redactó una resolución, que hubo de ser modificada conjuntamente con Bebel, hasta que encontró una forma que no diera pie a la fiscalía a denunciar o incluso prohibir la socialdemocracia alemana. Los párrafos decisivos de esta resolución rezan:

“ En caso de que amenace el estallido de una guerra, los trabajadores de los países implicados y sus representantes parlamentarios están obligados a emplear todas sus fuerzas para evitar el estallido de la guerra empleando los medios correspondientes. Éstos variarán y se intensificarán conforme lo hagan la agudización de la lucha de clases y la situación política. Pero en caso de que la guerra hubiera de estallar, se verán obligados a luchar por el rápido fin de la contienda, y a aprovechar la crisis económica y política provocada por la misma para agitar políticamente a las masas populares y acelerar la caída del dominio de la clase capitalista”

En 1910 la población alemana se encontraba desprotegida y muy depauperada, eran conscientes de que el rearme del país no les favorecía para nada. Se produjeron incontables protestas contra este hecho, la situación económica y el sistema electoral prusiano de tres clases existente. Los mineros se manifestaban y lograron llevar a cabo una Huelga para exigir aumentos salariales. Aquel tiempo Rosa Luxemburg escribió un artículo para “Vorwärts” (Adelante), en el que abogaba por la huelga general, y que fue rechazado. La mayor parte de los dirigentes de la socialdemocracia, en especial los sindicales, no se atrevían a asumir la huelga por cuestiones de táctica electoral. Es cuando se produjo la ruptura con la dirección del partido, y también con Karl Kautsky, que en aquella época era redactor jefe de “Vorwärts”. El 25 de Septiembre de 1913 se posiciono en contra de entrar en guerra en una Asamblea General en Flechenheim.

Su lucha le llevó a ser condenada por un año de prisión. Los trabajadores se indignaron por esta medida. En junio de 1914, Rosa fue nuevamente denunciada por ultraje al ejército. Tanto verbalmente como en sus escritos había destacado el maltrato sistemático a los soldados dentro del ejército. Sus defensores pudieron presentar 30.000 firmas de soldados ya licenciados, que habían sido víctimas o testigos de semejantes maltratos y que mostraron dispuestos a declarar ante el tribunal. Para evitar nuevos bochornos para la justicia el se suspendió indefinidamente.

En Julio de 1914 se enfrentó a una de sus batallas cruciales, como era la decisión de asumir la entrada en la I guerra mundial con un partido que hacia oídos a esta posibilidad. El 29 de julio, se inauguró la asamblea de la Oficina Internacional Socialista en Bruselas. Rosa Luxemburg apremió en sus discursos para que se actuara con rapidez y decisión. Calificó la lucha contra la guerra como el tema más acuciante del inminente Congreso de la Internacional Socialista. Rosa Luxemburg se sentía muy cercana a Jean Jaurès, el líder del movimiento francés de los trabajadores. Éste apeló al poder del proletariado, que a su modo de ver tenía que expresar su exigencia de paz. Cuando volvía a casa de la asamblea, Jean Jaurès fue asesinado por un nacionalista francés. Todas estas premisas terminaron por confirmarse para desgracia para el Pueblo alemán cuando en agosto de 1914 se aprobaron los créditos de la guerra por parte de SPD, era una traición en toda regla a la clase trabajadora y una muestra de por dónde iban a ir los socialdemócratas a partir de ahora. Para Rosa fue un verdadero trauma y la prueba de la decisión de dejar ese partido traidor.

Bajo la redacción de Franz Mehring, Rosa Luxemburg y Clara Zetkin apareció en la primavera de 1915 el primer número del diario "Die Internationale"(La Internacional). Su cometido era investigar todos los problemas del movimiento de los trabajadores que planteaba la guerra. El rotativo fue prohibido nada más aparecer. El director, el editor y el impresor fueron acusados de alta traición. Los 5.000 ejemplares vendidos hasta entonces pasaron de mano en mano entre los camaradas y trabajadores. Un grupo de revolucionarios llamados “socialistas radicales” empezaron a agitar a las masas para no verse envueltos en la guerra, éstos fueron conocidos como “espartaquistas” y en sus fundación se conto con R. Luxemburgo y Karl Liebknecht.

A pesar de que a Rosa Luxemburg se le había otorgado por enfermedad un aplazamiento de la condena hasta el 31 de marzo de 1915, el fiscal de Fráncfort dictó el 18 de febrero una orden de arresto inmediato. Durante este periodo en prisión, Rosa Luxemburg redactó dos escritos de gran importancia. Con “ANTICRÍTICA” ajustó cuentas con los críticos de su libro “La acumulación del capital”. En “LA CRISIS DE LA SOCIALDEMOCRACIA” hizo un análisis de las causas de la guerra, destacando tanto sus horrores como el fracaso de la socialdemocracia alemana e internacional.

Los escritos de la cárcel fueron reunidos gracias a su secretaria Mathilde Jacob, en un libro conocido como “informe Junius”, por ser éste el pseudónimo que utlizó Rosa Luxembuergo. Su salud se resquebrajo por este periodo de tiempo en cautiverio. El 10 de julio de 1916, Rosa Luxemburg fue nuevamente detenida. El jefe de la policía berlinesa consideraba que presentaba un peligro para la segurida pública. La cárcel policial de Berlín-Alexanderplatz, la prisión de mujeres de Berlín-Barnimstraße, la fortaleza de Wronke, cerca de Posen y la cárcel de Breslau, éstos fueron los lugares en los que pasó los siguientes 2 años y medio. En la fortaleza de Wronke se le concedieron a Rosa Luxemburg, en su condición de prisionera protegida una serie de facilidades. Estaba permitido visitarla previa solicitud, y también podía recibir flores, libros, alimentos y objetos personales. Podía acomodar a su gusto los dos pequeños cuartos que le fueron asignados, así como llevar su propia ropa. En el patio de la cárcel dispuso un pequeño jardincito. Las puertas permanecían abiertas durante el día. Aquí escribió sus cartas más hermosas a sus amigas y amigos. Dentro de la cárcel recibía cartas y documentos de todo lo que pasaba en el exterior, sobre todo de Rusia y esto le animaba a seguir escribiendo criticando al SPD y admirando a los revolucionarios rusos. Los grupos espartaquistas se unieron al Partido Socialdemócrata Independiente de Alemania, fundado en abril de 1917. Rosa Luxemburg fue desde entonces miembro del USPD. Hasta el 8.11.1918 Rosa Luxemburg no fue liberadade la cárcel de Breslau.

Rosa Luxemburgo percibió claramente la grandeza esencial de la Revolución Rusa iniciada en marzo de 1917 por los los trabajadores de Petrogrado, que afectó a toda Rusia. El zarismo fue derrocado. Lenin regresó a Rusia el 16 de abril, procedente de Suiza, y presionó al partido de los bolcheviques para que prosiguiera con la Revolución Rusa. El 6 de noviembre de 1917, un grupo de trabajadores, soldados y marineros de Petrogrado derrocaron el gobierno provisional de Kerenski. Bajo la presidencia de Lenin se fundó el Consejo de los Comisarios del Pueblo. Rosa Luxemburgo entendía el movimiento natural de emancipación humana con una orientación internacional, por eso reconocía que su curso podría haber sido muy distinto si los obreros alemanes hubieran acudido en auxilio de sus camaradas rusos. Al mismo tiempo, mantenía una posición muy crítica sobre algunos aspectos de la política bolchevique de gobierno, como lo expresa en el borrador inconcluso de “La Revolución Rusa” en cuestiones como la reforma agraria, el derecho de autodeterminación de los pueblos, la democracia y el terror.

En el otoño de 1918, la Revolución también se antojaba imparable en Alemania. Se inició con el levantamiento de los marineros de Kiel el 3 de noviembre, y alcanzó su punto álgido el 9 de noviembre. En todo el Reich se organizaron consejos de trabajadores y soldados. En la noche del 10 de noviembre, Rosa Luxemburg llegó a Berlín procedente de la prisión de Breslau. Estaba enferma y muy envejecida. Pero ello no le impidió asumir con gran afán de trabajo la redacción de Rote Fahne (Bandera roja).

Su intención era ayudar al asentamiento de la Revolución en Alemania pero la escisión del partido SPD al que ella pertenecía el USPD no estuvo de acuerdo con esa posición y Rosa Luxemburgo terminó en la conferencia del Reich de la Liga Espartaquista con el resto de los delegados que acudieron decidieron el 30 de diciembre de 1918 abandonar el USPD y fundar un nuevo partido: el »Partido Comunista de Alemania (Liga Espartaquista). El 4 de enero de 1919, el gobierno socialdemócrata depuso al jefe de la policía berlinesa, Emil Eichhorn, que pertenecía al ala izquierda del USPD. Ello supuso una provocación para los obreros y soldados revolucionarios de Berlín, que se vieron abocados a una lucha armada para la que no estaban pertrechados, y que concluyó con su derrota el 12 de enero. El ejército del estado gobernado por el SPD reprimió, ejecuto y aniquilo a quienes forzaron la defensa.

Rosa Luxemburgo estuvo apercibida en todo momento de la deriva de la revolución y desde el 15 de enero, la recién formada División de escolta de caballería y tiradores se encargó de ocupar el oeste berlinés. En el aristocrático hotel Eden estableció su cuartel general. El capitán Pabst era su comandante. En esa misma noche se vio quiénes eran los asesinos que iban a perseguir a Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht. El 15 de enero fueron localizados Rosa Luxemburg, Karl Liebknecht y Wilhelm Pieck en la Mannheimerstraße 43, en el barrio berlinés de Wilmersdorf. Allí los apresaron, para trasladarlos seguidamente al hotel Eden donde los interrogaron y torturaron.

Se ordenó el traslado de los prisioneros a la prisión de Moabit. Esta orden de traslado formaba parte del plan de asesinato. Por mitad del camino se asesinó a Karl Liebknecht y a Rosa Luxemburgo la sacaron del hotel a rastras, la maltrataron con suma crueldad y durante el trayecto la ejecutó de un tiro el subteniente Souchon.

Después la arrojaron al Landwehrkanal. El comando de la muerte lo dirigió el teniente Vogel, éste criminal después de un año y medio de prisión fue amnistiado. Despúes ya fue todo tapado por la prensa afecta al gobierno asesino con titulares manipulados que venían a decir que Liebknecht había sido abatido mientras huía y rosa Luxemburgo fue linchada por la multitud. Con la muerte de estos dos revolucionarios se apagaría el fuego de la insurgencia contra el gobierno títere alemán, una vez había  reprimida la resistencia con saña del bravo Pueblo alemán. Se dice que tras el aplastamiento de esta revolución se comenzó a asentar el auge de la ideología criminal nazi liderada por Hitler.

El 1 de junio de 1919 , el cadáver de Rosa Luxemburg llegó flotando hasta el puente Freiarchenbrücke del Landwehrkanal berlinés. Mathilde Jacob pudo identificar a la muerta por los restos de ropa. Ella misma tuvo que pagar el rescate del cadáver. El 13 de junio de 1919, Rosa Luxemburg fue enterrada en el cementerio berlinés de Friedrichsfelde, junto a Karl Liebknecht. La procesión funebre se convirtió en una poderosa manifestación. En la primavera y el verano de 1919 una cruel guerra civil asoló Alemania. Miles de trabajadores fueron brutalmente asesinados.

Años después tras su muerte se le erigió un monumento tanto a Rosa Luxemburgo como a Karl Liebknecht. en el cementerio berlinés de Friedrichsfelde.

El monumento se construyo con ladrillos rojos de edificios demolidos y se colocaron en el símbolos como la hoz y el martillo, una estrella soviética. En 1935 el monumento no fue del gusto de las hordas nazis y se derribo, levantándose de nuevo en 1951. En el panteón se encuentra una reseña escrita por Berthold Brech, que dice:

Aquí yace sepultada Rosa Luxemburg, una judía de Polonia, defensora de los trabajadores alemanes,asesinada por encargo de los opresores alemanes. Oprimidos, ¡entierren sus discordias!



BIBLIOGRAFÍA

0 comentarios:

Publicar un comentario